INGREDIENTES Y PRODUCCIÓN

INGREDIENTES Y PRODUCCIÓN

Omega-5 y nanotecnología: El aceite contiene un ácido graso principal: el ácido punícico Omega-5. Se trata de un ácido graso poliinsaturado con 18 carbonos con tres dobles enlaces conjugados, que lo convierten en uno de los antioxidantes más potentes de la naturaleza. La oxidación de un doble enlace transforma el ácido punícico en un isómero del ácido linoleico, cuyas cualidades únicas se han descrito en diferentes artículos científicos. El ácido punícico también se conoce como súper CLA (ácido linoleico conjugado), ya que sus efectos superan con creces los efectos biológicos del CLA.

Proceso de producción: El aceite de semillas de granada se prensa en frío y no se somete a una extracción en disolventes orgánicos, por lo que todos los componentes del aceite se conservan con una calidad excelente.

Dosificación: Basándose en la cantidad efectiva que mostraron los experimentos de laboratorio, se recomienda tomar dos cápsulas una vez al día, por las mañanas. A fin de preservar sus efectos, las cápsulas deben tomarse de forma regular y continua.

Contenido de la cápsula:

Aceite de semillas de granada 125 mg; emulsionantes E-494, E-433; etanol 2%; espesante (glicerina); gelatina de pescado (proveniente de tilapia); colorante alimenticio (óxido de hierro).

El peso total de la cápsula es de 650 mg, con un valor calórico de menos de 3 calorías.

Todos los ingredientes son considerados seguros para su consumo y han sido aprobados para su uso en la industria alimentaria por la FDA estadounidense, incluso en concentraciones más altas de las que se encuentran en las cápsulas.

Seguridad: El aceite de semillas de granada y el ácido punícico son sustancias naturales y no son considerados sustancias tóxicas. Este aceite se utiliza en todo el mundo y es considerado seguro y saludable.

No se han constatado actividad mitogénica ni cambios en la actividad de las enzimas hepáticas, aún con concentraciones de 2 gramos. El valor de LD50 es superior a 5 gr/kg de peso corporal, según los índices de los países de la OCDE, por lo que se considera que el aceite de semillas de granada es seguro, sin límites de consumo especificados.

Información general: Las mujeres embarazadas, las mujeres lactantes, las personas que tomen medicamentos con receta y los niños deben consultar a un médico antes de su uso. Almacenar el producto en un lugar fresco y seco, alejado del calor, la luz directa y la humedad. Mantener alejado del alcance de los niños.